Entrevistas

EVASIÓN TV: Running Retrat con Fernanda Maciel en los Pirineos de Huesca

La estación andorrana de Grandvalira recibió la visita de tres deportistas de gran renombre para vivir, por primera vez, una experiencia única: El Ski & Fly. Es decir, hacer un ascenso en esquí de montaña hasta la cima de Montmalús, y descender en parapente. 

José Antonio Hermida, el ciclista con más éxitos logrados en mountain bike, Carlos Checa, todo un mito en el mundo del motociclismo, y Dolça Ollé, una triatleta que está cosechando grandes éxitos, se encontraron en el sector de Grau Roig de Grandvalira, específicamente en el centro de Ski & Mountain Academy, punto de acogida para todo aquel que quiera practicar esquí de montaña en Grandvalira. 

Junto a dos guías de montaña del Ski & Mountain Academy, y los pilotos expertos en parapente, Hermida, Dolça y Carlos emprendieron el ascenso al pico de de Montmalús, situada a 2.781 metros de altura, en esquí de montaña. 

Los tres deportistas controlaban muy bien esta disciplina blanca, pero arriba en la cima, les esperaba todo un mundo incierto y nuevo para cada uno de ellos. 

Llegados al pico de Montmalús, con unas vistas espectaculares de la estación de Grandvalira, empezaban los preparativos para dar el salto al vacío. Los nervios y las risas afloraban entre ellos para decidir el orden de salida.

Dolça Ollé emprendió el descenso con un Hermida y un Carlos muy atentos, sin perder detalle de todo lo que deberían hacer segundos más tarde. 

Carlos Checa siguió los pasos de Dolça, y el último en saltar fue Hermida. 

Ascendieron en dos horas, y descendieron en 15 minutos, un tiempo que pasó muy rápido para ellos, y que dejó, grabadas en sus retinas, imágenes espectaculares a vista de pájaro del entorno natural de Grandvalira.

Esto fue el Ski & Fly vivido por Hermida, Checa y Dolça, una combinación de dureza, nervios, adrenalina y emociones. Una mezcla muy divertida que seguro que algún día volverán a repetirán!

La estación andorrana de Grandvalira recibió la visita de tres deportistas de gran renombre para vivir, por primera vez, una experiencia única: El Ski & Fly. Es decir, hacer un ascenso en esquí de montaña hasta la cima de Montmalús, y descender en parapente.

José Antonio Hermida, el ciclista con más éxitos logrados en mountain bike, Carlos Checa, todo un mito en el mundo del motociclismo, y Dolça Ollé, una triatleta que está cosechando grandes éxitos, se encontraron en el sector de Grau Roig de Grandvalira, específicamente en el centro de Ski & Mountain Academy, punto de acogida para todo aquel que quiera practicar esquí de montaña en Grandvalira.

Junto a dos guías de montaña del Ski & Mountain Academy, y los pilotos expertos en parapente, Hermida, Dolça y Carlos emprendieron el ascenso al pico de de Montmalús, situada a 2.781 metros de altura, en esquí de montaña.

Los tres deportistas controlaban muy bien esta disciplina blanca, pero arriba en la cima, les esperaba todo un mundo incierto y nuevo para cada uno de ellos.

Llegados al pico de Montmalús, con unas vistas espectaculares de la estación de Grandvalira, empezaban los preparativos para dar el salto al vacío. Los nervios y las risas afloraban entre ellos para decidir el orden de salida.

Dolça Ollé emprendió el descenso con un Hermida y un Carlos muy atentos, sin perder detalle de todo lo que deberían hacer segundos más tarde.

Carlos Checa siguió los pasos de Dolça, y el último en saltar fue Hermida.

Ascendieron en dos horas, y descendieron en 15 minutos, un tiempo que pasó muy rápido para ellos, y que dejó, grabadas en sus retinas, imágenes espectaculares a vista de pájaro del entorno natural de Grandvalira.

Esto fue el Ski & Fly vivido por Hermida, Checa y Dolça, una combinación de dureza, nervios, adrenalina y emociones. Una mezcla muy divertida que seguro que algún día volverán a repetirán!

12 0

YouTube Video UEw4S2Jia29MYWpXYnFyUjVIOHo3dmh3eFo3VEtzajZTaS5DNkMwRUI2MkI4QkI4NDFG

EVASIÓN TV: Viajando con José Antonio Hermida, Carlos Checa y Dolça Ollé / Ski & Fly

EVASIÓN TV: Home To Home, el reto más personal de Núria Picas

Evasión viajó junto al team Scott en su segunda competición por parejas de mountain bike de la temporada. Junto a ellos pasamos 6 intensos días en una de las pruebas por etapas más exigentes a nivel nacional e internacional, concretamente la Andalucía Bike Race. 
A continuación os mostramos como viven este deporte, como se preparan para afrontar cada etapa y cuáles son sus objetivos para esta temporada.

Son muchos los quilómetros a recorrer por estas parejas y es por ello que el equipo Scott se desplazó varios días antes para poder aclimatarse a la zona y conocer en primera persona el terreno por el que iban a pedalear sus corredores. 

En la Andalucía Bike Race para muchos corredores el día a día se convierte en una rutina.

Pero es, tras finalizar cada etapa, cuando los corredores regresan a su hotel dónde aprovechan para comer y descansar para el día siguiente. En ese momento los mecánicos del equipo se ponen en marcha para revisar todas las bicicletas del equipo y arreglar posibles problemas ocasionados durante la competición.  

Uno de los elementos más importantes para los corredores es la recuperación post etapa. Esto garantiza afrontar la siguiente etapa con la misma energía que la anterior, con un buen tono muscular y mental.

Mientras, todas las tardes los equipos se reúnen para informarse de las novedades del trazado de la etapa siguiente. Es vital memorizar el recorrido y saber dónde está cada punto de avituallamiento. Son etapas muy largas en las que una mala hidratación, alimentación o tener problemas mecánicos puede suponer un salto mayúsculo en la clasificación. 

Tras finalizar el briefing ya es hora de cenar, los corredores se reúnen con su equipo y aquí les dan las premisas del día siguiente. 

Son muchos los factores determinantes en una competición como la Andalucía Bike Race. Pero quizás el más importante a parte de una buena condición física es el compañerismo entre parejas.

La ABR no es únicamente una competición de Mountain Bike por etapas, su reconocimiento año tras año por muchos de los mejores corredores del mundo hace que sea una competición con la que arrancar la temporada del mountain bike. 

En la ABR competía una pareja ilustre del mundo de la mountain bike, la del equipo Sueco Scott. Con Gustav Larsson, todo un especialista en contrareloj y modalidad en la que ha destacado a nivel internacional logrando un 4º puesto en el mundial de 2004  y una meritória medalla de plata en los juegos olímpicos de Pekín en 2008, y Calle Friberg, campeón nacional durante muchos años y competidor de cross country a nivel mundial.

Evasión viajó junto al team Scott en su segunda competición por parejas de mountain bike de la temporada. Junto a ellos pasamos 6 intensos días en una de las pruebas por etapas más exigentes a nivel nacional e internacional, concretamente la Andalucía Bike Race.
A continuación os mostramos como viven este deporte, como se preparan para afrontar cada etapa y cuáles son sus objetivos para esta temporada.

Son muchos los quilómetros a recorrer por estas parejas y es por ello que el equipo Scott se desplazó varios días antes para poder aclimatarse a la zona y conocer en primera persona el terreno por el que iban a pedalear sus corredores.

En la Andalucía Bike Race para muchos corredores el día a día se convierte en una rutina.

Pero es, tras finalizar cada etapa, cuando los corredores regresan a su hotel dónde aprovechan para comer y descansar para el día siguiente. En ese momento los mecánicos del equipo se ponen en marcha para revisar todas las bicicletas del equipo y arreglar posibles problemas ocasionados durante la competición.

Uno de los elementos más importantes para los corredores es la recuperación post etapa. Esto garantiza afrontar la siguiente etapa con la misma energía que la anterior, con un buen tono muscular y mental.

Mientras, todas las tardes los equipos se reúnen para informarse de las novedades del trazado de la etapa siguiente. Es vital memorizar el recorrido y saber dónde está cada punto de avituallamiento. Son etapas muy largas en las que una mala hidratación, alimentación o tener problemas mecánicos puede suponer un salto mayúsculo en la clasificación.

Tras finalizar el briefing ya es hora de cenar, los corredores se reúnen con su equipo y aquí les dan las premisas del día siguiente.

Son muchos los factores determinantes en una competición como la Andalucía Bike Race. Pero quizás el más importante a parte de una buena condición física es el compañerismo entre parejas.

La ABR no es únicamente una competición de Mountain Bike por etapas, su reconocimiento año tras año por muchos de los mejores corredores del mundo hace que sea una competición con la que arrancar la temporada del mountain bike.

En la ABR competía una pareja ilustre del mundo de la mountain bike, la del equipo Sueco Scott. Con Gustav Larsson, todo un especialista en contrareloj y modalidad en la que ha destacado a nivel internacional logrando un 4º puesto en el mundial de 2004 y una meritória medalla de plata en los juegos olímpicos de Pekín en 2008, y Calle Friberg, campeón nacional durante muchos años y competidor de cross country a nivel mundial.

44 2

YouTube Video UEw4S2Jia29MYWpXYnFyUjVIOHo3dmh3eFo3VEtzajZTaS41QUZGQTY5OTE4QTREQUU4

EVASIÓN TV: Viajando con el Team Scott en la Andalucia Bike Race 2016